Flora Nativa

Miles de años pueden vivir especies como el Alerce y la Araucaria o Pehuén, y también alcanzar una majestuosa altura. Estos árboles milenarios han sido testigos del andar y el sentir de nuestros antepasados y hoy los pocos ejemplares que quedan siguen observándonos, silenciosos pero alertas. El Copihue, el Michay Rojo y el Coralillo también son nativos de esta zona, así como el Arrayán, el Canelo, la Nalca, el Laurel, la Lenga y el Ulmo, entre otros.